Boda en la playa del Palmar. Conil.Deborah & Daniel.

La boda de Deborah y Daniel en la playa del Palmar, Conil, fue una pasada.

Todo una aventura desde el principio hasta el final.

Daniel tiene raíces españolas pero vive en Londres y conoció a Deborah en Holanda. El por qué decidieron casarse en este lugar forma parte de su historia y para mí es un privilegio ser testigo de ello. Es por esto que me encanta ser fotógrafo de bodas.

Deborah eligió el Hotel Gran Conil Spa para sus preparativos. La acompañaron sus hermanas y su mejor amiga, ellas mismas se maquillaron y peinaron con lo cual el ambiente era de lo más relajado, familiar e intimo, cosa que me encanta. Siempre animo a que los novios lo organicen de esta manera por que sé que funciona muy bien. No solo por las fotos. Pienso que el estar rodeado de gente que te quiere en esos momentos de nervios y emoción te da muy buena energía para afrontar todo lo que te espera en el gran día de tu boda. Y son ellos, los novios los que al final lo agradecen muchísimo.

Los preparativos de Daniel fueron super divertidos. La familia y amigos más cercanos estaban alojados en una finca en Conil con varios apartamentos. Con lo cual el ambiente en torno a Daniel también era inmejorable, tíos, primos, madre y amigos. Todos con los nervios y la emoción a la vez que preparándose y acompañando al novio en éstos momentos tan especiales.

El buen rollo que flotaba en torno a los novios era alucinante y fue una boda muy peculiar con mezcla de culturas y tradiciones. La celebración tuvo lugar en el restaurante Ambar en primera linea de la playa del Palmar. Durante el cóctel novios e invitados pudieron presenciar una puesta de sol espectacular. La fiesta duró hasta altas horas de la madrugada, fue una boda espectacular, la verdad.

Gracias Deborah y Daniel por confiar en mí para ser vuestro fotógrafo de boda y así contar vuestra historia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.